Re-cuentos de La Mole Comicon

banlyco

La Mole marzo 2013

Después de meses de espera desde que comenzaron a anunciarse las fechas y nombres, le llego el día a la mole comicon del 2013, una que prometía ser un parteaguas en este tipo de eventos en México, decir si lo logro o no, depende en gran medida decidirlo a cada uno de los asistentes al WTC durante esos tres días. A mi opinión PERSONAL, creo que hubo cosas que se cumplieron muy bien, y otras que se deberán de pulir para siguientes entregas. Creo que en general, se puede ver como un muy buen inicio para esta nueva etapa de las convenciones de cómics en el país al menos mientras el boom del comic -o que le llegue el tiempo a la segunda película de avengers- dure, porque hay que tenerlo en cuenta, las verdaderas pruebas para estos eventos vendrán cuando veamos como le va a una mole -o cualquier otra convocatoria- cuando el cómic deje de ser moda nuevamente.

La zona de fans, andaba muy vacía, solo con la presencia de los grupos oficiales de cazafantasmas y de Star Treek, al igual que la sección de ventas, pero ambos supongo ya irán agarrando fuerza en otras ediciones, se entiende que esto va comenzando; igualmente aunque hubo buenos cosplays, la totalidad de espacio de los salones se sentían un tanto vacíos en ese aspecto, igualmente es algo que imagino ira creciendo con el tiempo.

Me toco ver como el primer día la organización se vio superada por los que iban sobre los prints de Capullo, eso se convirtió en una larga fila que de plano obligaba a decidir si formarse ahí o aprovechar el resto de lo que ofrecía la mole, porque implicaba pasarse 4 o 5 horas en una interminable espera, para quienes van otros días no supone mucho problema, pero para quienes era su única visita si implicaba tener que pensárselo bien. Escuche varias molestias de los VIP’s, en algunos casos justificada, y donde al menos, les hicieron algo mas de justicia para los dos días restantes; me toco ver una situación en la entrada, donde la persona del sello no estaba presente -esto el sábado cuando hubo mas gente-, no dejaban a las personas salir pero lo en verdad malo era que se molestaban con quienes les pedían el sello para poder salir y regresar mas tarde, porque lo peor fue, que en cuanto vieron una “amenaza de tweet” (yo vi, nadie me contó 😛 ) mágicamente apareció el sello a solo metro y medio de distancia; esto no es culpa de quien organiza sino de una sola persona que claramente no quería hacer eso hay que decirlo.

Detalles así empañan? NO, en plano fan, geek, comiquero, ñoño o como gusten, fue una gran oportunidad, fuera de con los dos “monstruos” Slott y Capullo como puede entenderse por la cantidad de seguidores que jalaron -y que aun así cumplieron de manera sobresaliente-, el acceso a todos los invitados fue abierto. Quienes fueron pudieron platicar, saludar, tomarse la foto “pal face”, sacar una o mas firmas etc. Y si bien había algunos mucho mas expresivos que otros, jamas vi ni me toco escuchar de que cualquiera de los invitados no se haya portado a la altura, incluso en la mayoría de casos se puede decir que era toda una experiencia platicar con ellos, ¿querías un dibujo? te lo hacían tomándose su tiempo, y si se detenían solo era para no dejar sin firmas a quienes se acercaban por una. Me toco ver detallazos, en particular hay uno que no se me olvida y que salio de Lucas Marangon, y supongo mas adelante lo platicare.

Y quiero destacar a los artistas nacionales, en algunos casos llamados -y en otros mal llamados- los “independientes”, acercarte a sus mesas era un gustazo, muy cálidos con los fans o incluso con los que solo curioseaban, tomándose cantidades de tiempo para platicarte sobre sus proyectos que estaban presentando, uno se enteraba desde el donde nació la idea hasta lo que había en el futuro de los mismos, y solo había que tomarse el rato de escucharlo todo; en serio, todos sabemos lo que significa traer personalidades de talla mundial, pero si tienen un día la oportunidad de acercarse a estos dibujantes o escritores nacionales, háganlo y de paso llévense algo de sus mesas, hay cosas que valen mucho la pena.

Las conferencias valieron mucho la pena, me atrevo a decir que si no entraron a por lo menos a una, desperdiciaron el costo de su boleto en un 50%, en particular, la mesa “aracnida”, seguramente va a pasar mucho, pero mucho tiempo para que podamos ver otra de ese calibre, esa mesa por si sola, fue uno de los aciertos top de los organizadores.

Podías salir con tu momento ñoñazo igualmente, no es como para que lo presumas a los nietos, pero igual queda. En mi turno con Slott para la firma, le preguntaba acerca del Escorpion 2099 que hizo para el videojuego de Shattered Dimension, sobre su “creación” para el mismo, me respondió que si, que fue exclusivo para el juego; así que le pregunte acerca de un arco llamado “Timestorm” que había sido publicado poco antes del Shattered -cerca de un año- porque ahí salia la versión del Escopion 2099 “Oh yeah¡” me respondió y luego escuche que decía algo acerca de la “memoria de algunos lectores”, vamos, como que te llaman ñoño, jejeje, en muy buen plan, Slott es un gran tipo con los fans. Es como ser el guardián del calabozo de los simpsons incordiando con preguntas a los invitados a la comicon 😛 el asunto es, que igual no se van a acordar de uno, ni es de acabar presumiendo que “somo bien compas y fuimos a comer juntos”, sino que es bueno para el evento -y para el que va- saber que cualquiera puede salir con una buena anécdota, aunque sea en plano personal.

Cosas que me deja esta mole-comicon. A pesar de los invitados, del batimovil o de los recuerdos, voy a platicar algunas cosas que vi. Una de ellas fue un chavalillo como de unos 16 años, formado para la firma de Capullo, traía sus apenas nueve números publicados por DC México, y andaba preocupado por cual elegir, y siendo desconocidos solo porque estábamos cerca, me pregunto mi opinión, yo le comente que porque no usar el #1, me dijo que no, que ese era el cómic que mas apreciaba de su colección. Ese comentario me pareció genial, porque algo que de repente se ha olvidado es el cariño a la afición no importa si uno es comiquero, si les late el cine, coleccionar, el modelismo, los libros, la cibernetica, o cualquier cosa “menos geek”, en esta caso la pasión a la afición de la viñeta -o a lo que gusten- va mas allá de una edición particular o un nombre famoso impreso en el cover; porque igual vi a los que se ve que se sienten hipsters geeks, ondeando cómics “región 1” quesque por originales y que resaltara el certificado de autenticidad lo suficiente para que otros los vieran. No, hay que recordar porque somos lo que somos, porque nos gustan las historias o los personajes, la emoción que sentíamos hace años cuando era día de visitar el kiosko, o bien, el día en que nos iban a comprar nuestro cómic…

Lo segundo, y va un poco en relación, fue ver familias juntas, en algunos casos ambos padres, en otros solo uno de ellos llevando a sus hijos peques. A varios de los “papases” se les veía que no disfrutaban mucho del evento, pero ahí estaban, formados en las filas, cargando las bolsas mientras los morrit@s preparaban sus ediciones, etc. Que bueno que apoyen el gusto de los chavales, pero que mejor ver que ahí viene otra generación, no importa si es por el cine, algunos acabaran descubriendo la superioridad del impreso, porque aceptemoslo, aunque sigamos mas tiempo comprando y leyendo, es necesario que la estafeta pase de mano y que mejor si somos de ayuda en eso, un día habrá que saber cuando decir adiós, si nos aferramos a ser cincuentones escribiendo reseñas, grabando programas y llenando eventos sin dar paso a sangre joven, el cómic va a acabar muriendo con uno.

En resumidas cuentas, fue una buena mole-comicon, esperemos que esto se siga dando y mejorando con el tiempo, ya sabemos que le hacia falta una renovación a fondo y se puede decir que van por buen camino. y si alguien quiere platicar su experiencia, es mas que bienvenido.

Y curiosamente al final de día, con todo que soy muy fan aracnido, ni arañas ni murcielagos, me quedo con las firmas que me regalaron Jis y Trino (tipazos por cierto)

img20130323002630