El verdadero origen de Trollface (Coolface)

No se si a ustedes les paso lo que a mi desde la primera vez que vieron este personaje que se ha convertido en la herramienta numero 1 de los memes en las redes sociales. La primera vez que vi esta imagen, lejos de causarme curiosidad o gracia, me despertó cierta repulsión. Hace poco Lord Oswald me compartió información acerca de su origen, la misma que amplio y comparto con ustedes.

Todo comenzó en 2008, cuando Whynne publicó en deviantart un divertido cómic sobre el trolleo en Internet. El dibujo fue realizado en Microsoft Paint. Fue aceptado rápidamente en la red y se convirtió en un meme. Este dibujo con una sonrisa maliciosa fue bautizado como “Trollface” (originalmente llamado Coolface). Lo que muchos de nosotros no sabemos, es el oscuro y maligno origen de esta imagen.

El personaje en la foto de arriba es Henry Lee Lucas, un pedófilo estadounidense y famoso asesino en serie, a quien se le probaron al menos 11 asesinatos. Comenzó su carrera delictiva con su madre, quien murió en 1960, la asesinó con un cuchillo de cocina. Por ese crimen Henry cumplió una sentencia de 15 años, incluyendo 4.5 años en una clínica psiquiátrica.

Después de su liberación, comenzó la masacre. Tras su detención confesó estar satisfecho de 300 asesinatos, de los cuales sólo 213 pudieron considerarse como más o menos plausible. El número exacto de víctimas de Lucas es aún desconocido. Se hizo popular en la sociedad estadounidense y con su historia se filmaron tres películas, siendo una de las mas populares Drifter: Henry Lee Lucas. El tribunal mostró solo 11 casos de violencia y asesinato, y Henry fue condenado a muerte, pero más tarde la sentencia fue sustituida por cadena perpetua, y a los 64 años de edad, murió en la cárcel de un ataque al corazón.

Su habilidad para pintar al moderno trollface es apreciada hasta nuestros días. Quizá no tenga nada que ver con el asesinato. Pero como dicen los psicólogos, es una descripción de un estado de ánimo en el momento de la violencia, expresada en una sonrisa de malévola astucia, con el ceño fruncido.

Esta es la pintura encontrada en el sótano, donde la niña de siete años fue violada:

Más tarde, la misma imagen apareció en su celda, donde estaba cumpliendo una sentencia de cadena perpetua.

Como se mencionó anteriormente Whynne reprodujo esta figura, pero no se sabe exactamente en dónde la encontró. Hay una versión que dice que Whynne la descubrió durante una excursión al trabajo de su padre (un oficial del departamento de policía de Texas). En otra versión se dice que encontró la imagen entre documentos de un secta que consideraban a Henry Lee Lucas una deidad.

¿Quieren mas detalles acerca del perfil de este asesino Henry Lee Lucas?

Su madre, Viola Lucas, ejercía la prostitución, y su padre, Anderson Lucas, era alcohólico y discapacitado.

Sus primeras experiencias sexuales, aproximadamente a los 13 años, fueron con animales: violaba ovejas y perros, y desde el primer momento relacionó el sexo con la muerte (al eyacular rajaba el cuello al animal).

En 1950 murió su padre en extrañas circunstancias: tras una discusión con Viola abandonó la casa, y al día siguiente fue encontrado congelado en el bosque. Tras su muerte Henry abandonó definitivamente su casa e inició una prolífica carrera delictiva con pequeños robos, ingresando pronto en reformatorios y finalmente en la cárcel, dónde probó el sexo con humanos por primera vez. Salió en libertad por poco tiempo en 1959 y volvió a su casa donde, tras una fuerte discusión con su madre, terminó seccionándole el cuello con una navaja y luego tuvo sexo con su cadáver por varias semanas hasta que el cuerpo se descompuso.

Fue sentenciado a ir a prisión, y posteriormente a 5 años en un hospital psiquiátrico, donde fue descrito como un psicópata suicida, sádico, y con desviaciones sexuales. Sin estar rehabilitado fue puesto en libertad en 1970 y se fue a vivir con su hermana Opal y con el marido de ésta, que ya le creían rehabilitado, hasta que poco tiempo después mató a su perro. La siguiente reincorporación al mundo real fue diferente. Henry tenía ganas de formar una familia, una esposa que cuidase de él y unas preciosas hijas que le mostrasen su afecto, a poder ser de la forma más explícita. Como no podía esperar a crearla y engendrar las hijas, fue directamente por una familia ya formada y en 1977 se casó con la amiga de una hermana y madre de dos hijas (Cindy de 8 años y Kathy de 9).

Mientras su mujer salía a trabajar Henry se quedaba en casa todo el día abusando de las niñas. Su idea era fornicar con ellas todo el día, pero la menor tenía mal carácter y se tuvo que conformar en abusar sólo de la mayor [cita requerida], aunque obligaba a Cindy a mirar cada vez que abusaba de su hermana. Aprovechó al máximo esta situación, pero acabó aburriéndose de la rutina sexual, por lo que finalmente se fue sin dar ninguna explicación. Empezó a vagar con su coche por América y en Miami encontró al que iba a ser su inseparable amigo y amante, Ottis, quien no tenía nada que envidiar a Henry. Era un homosexual, aspirante a transexual, pirómano, caníbal, asesino y ligeramente retrasado.

Además de la crueldad de sus crímenes, los dos personajes confesaron un hecho muy inquietante: Ottis asegura tener relación con una secta satánica, para la cual los dos asesinos secuestrarían niños, con los cuales se llevarían a cabo sacrificios rituales, pornografía dura e incluso películas snuff, en las cuales se tortura a la víctima y se la mata lentamente mientras una cámara graba las escenas en un plano fijo.

Según unas declaraciones de Toole:

“Hubo una época en que ganábamos dinero vendiendo niños a México, que empleaban para películas porno… otros los vendían directamente a gente rica… teníamos una especie de altar y les rajábamos la garganta, bebíamos la sangre y a veces cocíamos los cadáveres… a veces los nuevos miembros cortaban los cuerpos antes de follárselos… y después follaban a los animales y los mataban… y después había una gran fiesta durante la cual comíamos a alguien y a los animales…”

Este asunto presenta gran cantidad de dudas, pues la policía nunca pudo probar la existencia de este grupo de satanistas como estructura organizada.

Fuente 1

Fuente 2