Ghost Rider regresará a la pantalla grande con un reboot/secuela

Ghost Rider es, probablemente, uno de los personajes más infravalorados del cómic. Tiene un trasfondo interesantísimo, poderes sobrenaturales, enfrentamiento con demonios, fuego y motocicletas. ¿Qué más pedirle? Claro, una adaptación cinematográfica digna. Cuando se presentó el primer filme, todos temblamos cuando nos topamos con un acartonado Nicholas Cage en el papel de Johnny Blaze. Venga, que para encarar a un hombre que encarna los poderes del infierno se necesita algo de actitud.

Ahora, Marvel nos tiene la noticia de que Ghost Rider regresará a la pantalla con un reboot de la franquicia… pero conservando al mismo protagónico (?). ¡¿Cómo?! En efecto, los directores de este nuevo filme, Mark Neveldine y Brian Taylor, nos piden que hagamos como que la infumable primera película jamás existió. Sin embargo, inexplicablemente han seleccionado de nuevo a Cage para ser la figura principal de Ghost Rider: Spirit of Vengeance. Será que le tienen fe después de su actuación en Kick-Ass, que de otra manera no me lo explico.

Quizá habría que agradecerle al dúo de cineastas la creación de este extrañísimo híbrido entre secuelas y reinicios. A pesar de mantener a Cage, han dicho que quieren hacer todo completamente diferente a la versión de Mark Steven Johnson. “Queremos que el personaje tenga un aspecto distinto (?), se sienta diferente e incluso suene distinto”. Vaya, que sí será un reto conseguirlo repitiendo al mismo actor del bodrio anterior.

También han hablado un poco de Blackout, quien será el villano de esta película y estará interpretado por Johnny Whitworth. Lo catalogan como un “personaje divertido” y además han declarado que le darán algunos poderes que no incluye en el cómic. Claro, como a los fanáticos nos fascina que nos cambien detalles de las cintas de superhéroes como meter a Victor Von Doom en la génesis de los Cuatro Fantásticos. La película ya está filmada, esperando únicamente entrar a las salas el año entrante. ¿Alguien más duda que estamos ante la receta para un desastre de taquilla? Ya nos lo confirmará 2012.

Nota Publicada en Alt1040