Dark Side of the porn: Karen Lancaume

Este fin de semana, un asiduo lector de la Compuerta 12, me obsequio el DVD del 30 aniversario de Marc Dorcel como Director de Cine XXX. Seria mentir no decir que la recopilacion incluida en este especial es sorprendente. Pero no fue la calidad de estos treinta años de historia mostrados en 4 horas de video, si no el hecho de ver dentro de la recopilacion 2 videos de una actriz que hace varios años llamaba mi atencion, y ahora ya no camina entre los vivos; As’i que aqui les dejo la oscura historia de Karen Lancaume.

Karen Lancaume (nombre real Karine Bach) (Lyon Francia 19 de enero de 1973- París 28 de enero de 2005), Nació en el seno de una acomodada familia que residía a las afueras de su ciudad natal. Su adolescencia fue como la de tantas otras, si bien destacaba por su carácter tranquilo, romántico y un tanto introvertido.
Fue una actriz porno francesa, rodó un poco más de treinta films para adultos, retirandose en el año 2000, por no estar de acuerdo en algunas escenas salvajes y humillantes.

En su vida previa al porno, según ella declara que sostuvo su primera experiencia sexual a los 17 años, justo antes de emprender la carrera universitaria de Marketing. Para poder sufragarse los estudios trabajó los fines de semana en una discoteca, lugar donde conoció al que fue su marido, Franck, el disc-jockey.



Formar una familia clásica y criar a un montón de retoños era el ideal de la pareja, pero los problemas económicos les obligan a emprender un nuevo rumbo. En 1997, cuando los problemas financieros comienzan a hacer estragos a la pareja, franck propone a Karen a entrar al mundo del porno. Marc Dorcel, productor de películas porno, los contrató para L”indecente Aux Enfers (Marc Docel, 1996). La pareja se divorcia poco después.

Lancaume Debuta en las pantallas de los Estados Unidos con Private Gold 25 – When the Night Falls (Jorgen Wolf, 1997), una super producción de la factoría Private que se inicia con el dúo Roberto Malone-Karen en una de sus primeras penetraciones anales y cumshots en su boca.

Posteriormente trabajó con los mejores directores de cine porno de europa, como Mario Salieri, Alan Payet, Luca Damiano, resaltando en sus films el sexo oral y anal, las dobles penetraciones, el lesbianismo y las orgías.


Sus apariciones se alternan entre ambos continentes, bien sea en la filas de importantes firmas como Elegant Angel, Wicked o Sin City, bien sea a las órdenes de consagrados directores como Marc Dorcel, Mario Salieri, Andrew Blake, Alain Payet, Max Bellochio, Luca Damiano.


Colabora en Exhibitions 1999 (John B. Root, 1998), una película X rodada a modo de documental en la que se combinan escenas porno con entrevistas a los protagonistas.

Karen llegó a sentir hastío por su trabajo, tanto, que una vez en una entrevista declaró: “Estaba cubierta de semen, mojada, muerta de frío y nadie me ofreció siquiera una toalla. Cuando acaba la escena, tú no vales nada”.

Al año siguiente se exhibe en el festival de Cannes y Virginie Despentes, que buscaba actrices que realizaran sexo explícito para su primer film: Baise-moi (Viólame, Virginie Despentes y Coralie Trinh Thi, 2000), termina contratándola junto a Raffaëla Anderson, ot
ra actriz porno francesa.

La polémica cinta basada en la novela de la propia Virginie narra el encuentro entre Nadine (Karen) y Manu (Rafaela) y su posterior huida, transformada en una venganza contra la sociedad y el género masculino.

La directora define su ópera prima como un alegato feminista al estilo de Thelma y Louise pero con escenas de sexo real, violaciones y asesinatos gratuitos. Con el escándalo llegó la notoriedad, y Karen decidió aprovechar el tirón para continuar su carrera en el cine convencional como Karen Bach y abandonar definitivamente la industria X, no sin antes renegar de ella.



Lo cierto es que no tuvo suerte con su nueva aventura y, ante la sorpresa de muchos de sus allegados que declaraban “que estaba ilusionada”, decidió quitarse la vida.

Según la versión oficial, Karen se suicidó con una sobredosis de somníferos en la casa parisina de unos amigos a los que había ido a visitar durante un fin de semana.

A principios de 2005 visitó a unos amigos parisinos. Apareció muerta la mañana siguiente, víctima de una sobredosis al parecer intencionada. A falta de un regalo con que agasajar a sus anfitriones, les dejó una nota de despedida en la que garabateó un simple: “Trop pénible”… Demasiado doloroso, sí. Nadie dijo que fuera fácil.



Karen sobresalió en un ambiente donde la plasticina y las rubias gobernaban, y ella con su piel morena y su esbelto y bien formado cuerpo natural, nos atrajo la atención a muchos, y definitivamente nunca trato de ser una superpornostar, siempre trató de mantener un perfil bajo. Si algo recuerdo muchísimo de ella es que si se notaba de cierta manera su desencanto por el ambiente en sus ultimas escenas. Cuando la ví en “Viólame” quede impactado, es una pelicula que vale la pena ver por mucho, siempre y cuando tengas tripas duras, le daria una buena lección a tarantino de como hacer cine sexual y sangriento con sentido.

Buscando en la red, ya no hay muchas notas al respecto de ella y de su muerte, es triste, y lamentable no por la perdida de una bella actriz de cine X, si no por la perdida de un ser humano que nos gritaba “Salvenme de Mí”.


Descanse en Paz, Karen Lancaume.

Les dejo aquí la liga por si quieren descargar y ver “Viólame”.