Kick Ass #1 – Panini Comics México

Hace un rato platicaba con un amigo de Reynosa en Facebook, y me pregunto por kick Ass, muy seguro le respondí “Ya lo tengo, lo compre ayer”, me pregunto nuevamente “Y que tal”, tontamente respondí, “aún no lo leo, pero espero que tenga una buena edición”, después me aclaro: “Que tal esta la historia, yo no lo he leído”. Caí en cuenta de que realmente a veces damos por hecho que ciertas historias han sido leídas por todos, y no hacemos reseñas o comentarios al respecto, pero no es así, es momento en que muchos lectores de cómics en México, no han leído historias tan importantes dentro del mundo del noveno arte, como Kick Ass.

kick-ass-1-panini

Mark Millar se ha convertido de unos años a la fecha en uno de los mas polémicos escritores en el medio de las viñetas, y no precisamente por ser un mesías cuyas letras transformen universos, desde el hecho de tener fama de ser un bocazas, como la visión empresarial que tiene para vender historias aun no escritas. Así como se lee, Mark Millar ha logrado vender los derechos para adaptaciones cinematográficas de sus obras cuando aun ni siquiera están iniciadas, solo presenta un breve proyecto donde resume la temática en general del titulo a crear y obtiene ganancias del contrato de un producto por realizarse, dinero que le permite de manera independiente desarrollar su trabajo junto a grandes dibujantes y coloristas, obteniendo con ello una mayor libertad creativa. En casos como Kick Ass o Wanted, las películas fueron terminadas antes que las entregas en papel, lo que conlleva a finales muy diferentes en cada uno de los medios.

Sus obras son sujetas a una censura provocada, ya que pareciera que Millar reta a la censura tocando fibras sensibles en un mundo en el que la violencia explicita en el cómic, cine o televisión ya no es bien vista para su difusión a las masas, un mundo de historias “descafeinadas” como bien expresa el dibujante Argentino Lucas Marangon.

Pero Hablemos de Kick Ass. Dave Lizewski es un chico de 16 años, crecido en la era del internet y youtube, (a mi parecer es mas bien como un chico crecido en la Generación X como el buen Mark Millar) recientemente huérfano de madre y evasor de la realidad por medio de los cómics, afición que lo lleva a buscar convertirse en un super héroe el cual en su primer intento por liarse con unos maleantes de poca monta termina hospitalizado con viseras expuestas y la mitad de sus huesos fracturados. Con el tiempo ya recuperado, Dave decide continuar con sus aventuras impulsado por el afán de convertirse en super heroe y su ego es motivado por su alza de popularidad, debida a la viralidad de videos de sus hazañas publicadas en Youtube, aunque las cosas muy pronto lo llevaran a arrepentirse de sus decisiones e irresponsabilidades.

Los trazos de John Romita Jr. aunque conservan su estilo, son por mucho mejores a lo que te tiene acostumbrado dentro de Marvel Comics.

Esta edición que nos llega de Panini Cómics México, comercialmente es un gran acierto, aprovechando la promesa fallida de Editorial Televisa de traer este titulo a nuestro país. Incluye los números 1 y 2 de los 8 que en total cubren esta primera parte. ¿Mis observaciones? Hay algo en las fuentes que no termina de gustarme. No he encontrado errores de tipografía u ortografía, y aunque el material de las portadas ya se siente mucho mejor que su antecesor The Darkness, el papel de interiores sigue siendo muy delgado. ¿La historia? Si no la han leído, es un obligado en la colección, y si vieron la película y no han leído el cómic, mucho mas.

Si de plano te quieres brincar hasta las diferencias que existen entre la entrega en papel y la entrega en cine, puedes escuchar el episodio de odio que le dedicamos a Kick Ass en Miskatonic 34.