Dark Xena – Dynamite

banlyco

darkxena200super

Seguro que se acuerdan de la serie de Xena que se transmitía por tv ya hace sus buenos años, una serie que termina cayendo en la lista de los productos de culto gracias a sus seguidores que se mantuvieron fieles a la misma -incluso me atrevo a decir que superando a Hércules, serie donde nace el personaje de la princesa guerrera-.

Como se trata de un programa que ya tiene mas de 10 años de haber terminado, supongo no aplica aquello de “spoiler alert” porque hace falta un rápido recuento del fin de la serie.

En el ultimo episodio doble “A Friend in Need” Xena enfrenta lo que a la postre es su ultima batalla, muriendo en combate; aunque las características fantásticas de el programa -y como si fuera cómic de Marvel- daban una posibilidad, mientras Xena aun sin vida podía enfrentar a su enemigo, en el plano mortal Gabrielle debía realizar algunas acciones para regresar a la guerrera a la vida. En los últimos instantes vimos que Xena hace el sacrificio y permanece muerta, dejando con un sabor amargo a los fans -ademas de que la relación entre Xena y Gabrielle nuca queda clara…saben a lo que me refiero si vieron la serie-.

Con esto, seis años después y ya con la licencia del personaje, Dynamite lanza una serie de cuatro números bajo el nombre de “Dark Xena”, que es una continuación del final de la serie. Escrita por John Layman, y dibujada por Noah Salonga y que lleva por historia lo siguiente: (ahora si, spoilers leves, je)

Gabrielle sigue buscando un modo de traer a Xena de regreso, búsqueda que ha sido infructuosa. Eventualmente su travesía la lleva a recorrer el mundo, hasta que un día se encuentra ante uno de los Dioses mas antiguos, un dios olvidado, innombrable y encerrado por eones.. C’thulon (ok, a pesar del nombre, si… es Cthulhu). Gabrielle le pide al dios que la ayude a traer a su amiga de vuelta, C’thulon le advierte que todo tiene un precio pero acabará cumpliendo el deseo.

Poco después Gabrielle vera a Xena de nuevo, solo que no es la Xena que buscaba; ahora la princesa guerrera comanda un grupo de asesinos, y se dedican a masacrar los pueblos a su paso, así que la amazona (recordar que Gabrielle recibió ese honor), debe tomar una decisión, que implica traer de vuelta a la Xena que recordaba, o enviarla de nuevo al mundo de los muertos.

En muy resumidas y poco spoileantes lineas, de eso va la historia. A favor tiene el hecho de que el final de la serie fue un tanto agridulce, así que busca resarcir un poco la demanda de una parte de los fans -y revivir la franquicia para el cómic supongo-, aunque en el tema de la relación de mas que amigas, Dymanite tampoco se atreve y la deja en ese vació para que cada quien la interprete como guste. La historia en si, tiene sus momentos, aunque flaquea en otros. En contra se puede decir que tiene el hecho de que es necesario haber sido seguidor de la serie, al menos de los últimos episodios (aunque para entender por completo esos últimos, hace falta saber datos del pasado de Xena, y así).

Eso si, a pesar de lo aparentemente ilógico, logran acomodar al primigenio lovecrariano dentro de esta mitología con una simple frase, un dios que como muchos otros, fue venerado, pero a la postre reemplazado, desterrado y olvidado.