Reseña de Eterna y la Trilogía de la Oscuridad

Antes de continuar, aviso que esta reseña puede estar cargada de spoilers.

Advertido, continua bajo tu propio riesgo.

Han pasado dos años desde aquel accidentado encuentro entre el grupo de caza vampiros liderados por Setrakian, mismo en el cual este se sacrificó en un intento casi exitoso de acabar con el Amo. Ahora el mundo esta sumergido en un nuevo orden, en el cual los Strigoi son la especie dominante y el hombre solo esta al servicio de estos chupa sangre. Eph Goodwater y su grupo de cazadores ahora forman parte de la llamada “Resistencia”, y siguen en pie de lucha, pero ya nada es como antes, ahora deben pelear no solo contra los vampiros y los humanos subyugados, también deben lidiar contra el hambre, la desnutrición, un medio ambiente contaminado por las explosiones de las plantas nucleares, mismas que han dejado al mundo en una Noche Eterna, y lo peor, luchar contra los seres humanos que buscan ser favorecidos por los vampiros entregando a los de su misma especie. En este nuevo orden todo esta matemáticamente calculado para que un porcentaje de la población en el mundo sirva como ganado de consumo, al cual reproducen en campos de concentración.

Pero no solo el mundo cambio, también los caza vampiros ahora ocultos y dispersos por el mundo, sobreviviendo como traficantes y comerciantes de intercambio, desesperanzados viendo como cada día que pasa pierden un espacio mas del planeta a mano de los opresores. Eph por su parte sucumbido de nuevo a su alcoholismo y destrozado por la perdida de su hijo Zack, Fett tratando de descifrar el Occido Lumen heredado de manos de Setrakian cuyo libro contiene el secreto para exterminar al Amo, Nora cuidando a su madre y Gus haciendo su parte por sobrevivir.

Pero Quinlan (el vampiro cazador al servicio de los ancianos) sera el factor determinante para unir de nuevo al equipo y ayudarlos a enfrentar la batalla ante los verdugos del mundo, ante el Amo, quien nos enteramos es su padre y nos introducen en la historia desde tiempos de Sodoma y Gomorra en que la batalla inicio.

Aunque los elementos que conforman esta trilogía podrían sonar trillados (vampiros, alianzas rebeldes, un imperio oscuro al cual derrocar, sables y espadas) Guillermo Del Toro y Chuck Hogan manejan muy bien a mi parecer el divino origen de los vampiros y lo mejor, el bíblico final de esta saga.

Muero de ganas de terminar ahora la serie en cómic, y para esperar con ansia la entrega cinematográfica.

Creo que esta de sobra anunciar el regreso de Miskatonic con el episodio 86: Eterna y la trilogía de la oscuridad.