After the cape Vol. II (1, 2 y 3)



Aquí está la segunda y parte final de After the cape.

Saludos.

Empieza seis meses después, en el lugar donde Ethan iniciaría su nueva vida, junto a su esposa e hijos. Esa nueva casa que les prometió y compró con dinero robado. Ahí donde creyó encontrar la paz… pero sólo fueron mentiras dijo y se creyó. Tonto.

Ahora, no existe más el Capitán Gravity, en su lugar aquel que lo era se ha convertido en Mass Effect, el nuevo súper villano de la ciudad bajo el control de la mafia japonesa (La triada Tong) a cargo de Yip Loch. Mass Effect es el encargado de hacer el trabajo sucio de la mafia, a cambio recibe dinero. El héroe de antaño se convirtió en un deshonroso mercenario.

Su antiguo amigo, Shadow Stalker, hérido de gravedad en el volumen I, regresa pero ahora en una silla de ruedas. Capitán Gravity-Mass Effect lo confinó a esa vida en su último encuentro.

Mientras comete sus fechorías, Ellen y sus hijos lo ven en la TV salir en los noticieros, sus hijos se preguntan si en verdad ese podría ser su padre, su madre lo oculta, aunque ella bien sabe la verdad. Deciden encontrarse los esposos para calmar sus asuntos pendientes pero en la reunión arriban un grupo de mafiosos rusos, enemigos de la mafia japonesa, e intentar “tranquilizar” a Ethan-Mass Effect. Empiezan los disparos, Ethan bajo los efectos del alcohol no es capaz de protegerse ni de proteger a Ellen. Una bala la hiere en el estómago, Mass Effect reacciona, acaba con todos los mafiosos y queda con su esposa en brazos, herida, y la lleva al hospital.

Estando ahí llegan sus hijos (Cassidy y Michael) con su tía Carol, se alegran de reencontrarse padre e hijos, pero la situación es precaria para Ellen quien está en el quirófano. Ethan intenta salir –a vengar la muerte de Ellen- y habla con la tía, pero ésta piensa -con justa razón- que él sólo quiere ir a embriagarse, escapara de la realidad como siempre lo ha hecho. En ese momento empieza un regaño-sermón-réplica que al final logra hacer reaccionar al alcohólico Ethan. Una vez aceptada su realidad las malas noticias llegan de la mano de una enfermera. Su esposa ha muerto.

Al mismo tiempo que sucede esto, la mafia le tendió una trampa a los ex amigos de Ethan, los superhéroes. A pesar de poseer súper poderes, los mafiosos poseen algo extra, el secreto de los puntos débiles de cada uno de ellos. La acción se lleva a cabo meticulosamente, uno a uno los súper héroes van cayendo sin poder defenderse, aniquilados en una emboscada. Y en un momento dado todos yacen muertos. Nada podían hacer, habían sido traicionados por uno de ellos, un ex miembro de su grupo, el alcohol nuevamente había contribuido a que Ethan hablara de más.

Tragedia, dolor y soledad. Una realidad que golpea continuamente al “héroe” adicto. Una historia muy interesante de leer, sobre todo porque puede trasladarse al mundo real en más de mil nombres y situaciones, es una historia que hemos visto o escuchado y que bien sabemos no tiene un final feliz. Todo el drama concluye donde debió empezar.